Ondertexts
Cayo Valerio Catulo
Buscar

Cayo Valerio Catulo

Cayo Valerio Catulo Cayo Valerio Catulo[1†]

Cayo Valerio Catulo (ca. 84 - ca. 54 a.C.), un renombrado poeta latino de Verona, Italia, es celebrado por sus versos íntimos, humorísticos y emotivos. Inmortalizó su amor por "Lesbia" en 25 poemas, dejando su verdadera identidad en misterio. A pesar del desdén por figuras como Julio César, Catulo, nacido en una destacada familia veronesa, disfrutó de la amistad de César. Su poesía, venerada por contemporáneos como Ovidio y Virgilio, continúa influyendo en el arte[1†][2†].

Primeros Años y Educación

Cayo Valerio Catulo nació alrededor del 84 a.C. en el seno de una distinguida y adinerada familia de la orden ecuestre en Verona, una ciudad del norte de Italia[2†][3†]. Su padre era amigo de Julio César y lo hospedó, lo que permitió que Catulo se familiarizara con muchos políticos destacados de la época[2†][3†].

Esperando que su hijo se beneficiara de la rica cultura de la ciudad, el padre de Catulo envió a su joven hijo a Roma[2†][3†]. A pesar de las conexiones de su padre, a Catulo le importaba poco la arena política y no disfrutó de su breve incursión en el servicio público (57-56 a.C.) como miembro del personal de Cayo Memio, gobernador de la provincia romana de Bitinia[2†][3†].

No se dispone de detalles específicos sobre la educación temprana de Catulo, pero su obra refleja un profundo conocimiento de los poetas griegos, lo que sugiere una sólida educación en literatura[2†][3†]. Su poesía, escrita en el estilo neotérico, se basaba en la estética de la Alejandría helenística y en los escritos del poeta del siglo IV a.C. Calímaco[2†][3†]. Este nuevo género utilizaba un lenguaje coloquial e ingenio, basando sus poemas en experiencias personales[2†][3†].

Desarrollo Profesional y Logros

Cayo Valerio Catulo, nacido en Verona, Italia, pasó la mayor parte de su juventud en Roma[1†]. La prominencia social de su padre permitió que Catulo entretuviera a Julio César cuando este era el Promagistrado (procónsul) de ambas provincias galas[1†]. A pesar de estas conexiones, a Catulo le importaba poco la arena política y no disfrutó de su breve incursión en el servicio público (57-56 a.C.) como miembro del personal de Cayo Memio, gobernador de la provincia romana de Bitinia[1†].

Catulo escribió principalmente en el estilo neotérico de poesía, centrándose en la vida personal en lugar de los héroes clásicos[1†]. Sus obras sobrevivientes todavía se leen ampliamente y continúan influyendo en la poesía y otras formas de arte[1†]. Los poemas de Catulo fueron ampliamente apreciados por poetas contemporáneos, influyendo significativamente en Ovidio y Virgilio, entre otros[1†]. Después de su redescubrimiento en la Baja Edad Media, Catulo volvió a encontrar admiradores como Petrarca[1†].

Uno de los poemas más famosos suyos es el quinto, que a menudo se reconoce por su lenguaje apasionado y la línea de apertura: “Vivamus, mea Lesbia, atque amemus” (“Vivamos, mi Lesbia, y amémonos”)[1†]. En 25 de sus poemas, menciona su devoción por una mujer a la que se refiere como “Lesbia”, a quien se cree ampliamente que fue la aristócrata romana Clodia Metelli[1†].

A pesar de sus arrebatos de desprecio o odio hacia Julio César y otras personalidades de menor importancia, las sátiras de Catulo dejaron una mancha indeleble en su reputación[1†]. Sin embargo, cuando Catulo se disculpó, César invitó al poeta a cenar el mismo día[1†].

Primera Publicación de Obras Principales

La obra de Catulo se divide tradicionalmente en tres partes: los polimétricos (poemas 1–60), los poemas largos (poemas 61–68) y los epigramas (poemas 69–116)[4†]. Sus poemas son famosos por sus temas de amor, especialmente los 25 poemas dirigidos a una mujer llamada “Lesbia”, de los cuales el Catulo 5 es quizás el más famoso[4†]. Los eruditos generalmente creen que “Lesbia” era un seudónimo de Clodia, y que el nombre “Lesbia” probablemente es un homenaje a Safo, quien provino de la isla de Lesbos[4†].

Aquí hay algunas de sus obras notables:

Los poemas de Catulo fueron una audaz partida de los modelos tradicionales, siendo relativamente cortos y describiendo eventos cotidianos y sentimientos personales intensos[4†]. Sus poemas están escritos en una variedad de metros, siendo el verso hendecasílabo y los pareados elegíacos los más comunes[4†].

Análisis y Evaluación

La poesía de Catulo ha tenido dos vidas[5†]. En Roma, Catulo y su generación, los “nuevos poetas”, jugaron un papel esencial en el desarrollo de la poesía augustana[5†]. Ayudaron a crear la posibilidad de que uno pudiera ser poeta como profesión[5†]. Llevaron a Roma el estilo erudito y autoconsciente de la poesía helenística, y ayudaron a crear y explorar esos intereses en la patología erótica que resultó en la elegía amorosa romana[5†].

Más tarde, durante el imperio, Catulo se convirtió en el modelo de los epigramas de Marcial, poemas que eran observaciones ingeniosas, a menudo vulgares y satíricas de la vida en Roma[5†]. Entonces, su poesía casi se perdió[5†]. El descubrimiento fortuito de un manuscrito conocido como V le dio a Catulo y a su poesía una segunda vida[5†].

Para el Renacimiento, fue el maestro del ingenio y la brevedad[5†]. Para el poeta romántico William Butler Yeats, Catulo era el poeta natural, y para Ezra Pound y Robert Frost era un poeta de dureza y claridad, la fuente de la renovación poética[5†]. Durante la mayor parte del siglo XX, Catulo fue visto como un lírico que derramaba su corazón en verso dirigido a sí mismo o a nadie y que lideró la “revolución catuliana” al inventar la poesía profundamente sentida de la lírica personal[5†].

En años más recientes, los estudiosos clásicos han enfatizado su erudición alejandrina y su dominio técnico[5†], y más recientemente los críticos han comenzado a hablar de él en términos de continuidad con las tradiciones romanas del epigrama y la comedia[5†]. Hay, por supuesto, algo de verdad en todas estas versiones de Catulo[5†].

Su mayor debilidad puede ser su fracaso en crear un cuerpo monumental de poesía como lo hicieron Horacio y Virgilio[5†]. Sin embargo, mientras que el estilo de Calímaco fue criticado como laborioso y artificial, los poemas de Catulo recibieron elogios por su gracia y pulido fácil, que contradecía el esfuerzo que produjo esta excelencia técnica[5†][6†].

Vida Personal

Cayo Valerio Catulo, conocido como Catulo, nació en el seno de una destacada familia ecuestre de Verona, en la Galia Cisalpina[1†]. La prominencia social de su familia permitió que su padre entretuviera a Julio César, quien era el Promagistrado (procónsul) de ambas provincias galas[1†]. A pesar de esta conexión, Catulo no dudó en expresar sus sentimientos personales sobre César y otras figuras contemporáneas en su poesía[1†].

Catulo parece haber pasado la mayor parte de su juventud en Roma[1†]. Poseía una villa cerca del complejo de Tíbur (hoy Tívoli), en un barrio poco elegante[1†][2†]. Sin embargo, parecía preferir su villa familiar en Sirmio, a orillas del Lago de Garda, cerca de Verona[1†]. Describe su feliz regreso a esta villa en uno de sus poemas[1†].

En su vida personal, Catulo es mejor conocido por su apasionado amor por una mujer a la que se refería como “Lesbia” en sus poemas[1†][2†][1†]. Se cree ampliamente que esta mujer fue la aristócrata romana Clodia Metelli[1†]. Su relación con Lesbia, marcada por la pasión, la felicidad y la desesperación, es un tema central en sus obras sobrevivientes[1†].

A pesar de su apasionada vida amorosa y vibrante vida social, la vida de Catulo estuvo marcada por la pérdida personal. Se vio profundamente afectado por la muerte de su hermano, a quien llora en uno de sus poemas más famosos[1†][7†]. Catulo murió joven, alrededor del 54 a.C.[1†][2†][8†].

Conclusión y Legado

Gayo Valerio Catulo, conocido simplemente como Catulo, dejó una marca indeleble en el mundo de la poesía[1†]. Sus expresiones de amor y odio son consideradas algunas de las mejores poesías líricas de la antigua Roma[1†][2†][1†]. Su obra influyó significativamente en poetas posteriores como Ovidio y Virgilio[1†], y después de su redescubrimiento en la Baja Edad Media, encontró nuevos admiradores, incluido Petrarca[1†].

A pesar de la imaginería sexual explícita en algunos de sus poemas, que sorprendió a muchos lectores, Catulo es considerado un recurso valioso para los profesores de latín[1†]. Su estilo, altamente personal, humorístico y emocional, emplea frecuentemente dispositivos literarios como la hipérbole, la anáfora, la aliteración y los diminutivos[1†].

El apasionado amor de Catulo por “Lesbia”, que se cree que fue la aristócrata romana Clodia Metelli[1†], es un tema central en sus obras sobrevivientes. Su poema 5, reconocido por su lenguaje apasionado y la línea de apertura, “Vivamus, mea Lesbia, atque amemus” (“Vivamos, mi Lesbia, y amémonos”), es una de sus obras más famosas[1†].

A pesar de su muerte temprana alrededor del 54 a.C.[1†][2†][1†], el legado de Catulo continúa influyendo en la poesía y otras formas de arte. Su vida y obra sirven como testimonio de su importante impacto histórico y literario[1†].

Información Clave

Referencias y Citas:

  1. Wikipedia (English) - Catullus [website] - link
  2. Britannica - Catullus: Roman poet [website] - link
  3. World History - Catullus [website] - link
  4. Wikipedia (English) - List of poems by Catullus [website] - link
  5. Poetry Foundation - Gaius Valerius Catullus [website] - link
  6. eNotes - Catullus Critical Essays [website] - link
  7. Quia - The Life of Catullus [website] - link
  8. Academy of American Poets - About Gaius Valerius Catullus [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.