Ondertexts
Domingo Faustino Sarmiento
Buscar

Domingo Faustino Sarmiento

Domingo Faustino Sarmiento Domingo Faustino Sarmiento[1†]

Domingo Faustino Sarmiento (nacido el 14 de febrero de 1811, San Juan, Virreinato del Río de la Plata, hoy en Argentina[[?]]—fallecido el 11 de septiembre de 1888, Asunción, Paraguay) fue un activista argentino, intelectual, escritor, estadista y el séptimo presidente de Argentina[1†]. Su escritura abarcó una amplia gama de géneros y temas, desde el periodismo hasta la autobiografía, la filosofía política y la historia[1†]. Fue miembro de un grupo de intelectuales, conocido como la Generación del 1837, que tuvo una gran influencia en la Argentina del siglo XIX[1†]. Estaba particularmente preocupado por los temas educativos y también fue una influencia importante en la literatura de la región[1†].

Primeros años y educación

Domingo Faustino Sarmiento nació el 15 de febrero de 1811 en San Juan, una antigua y primitiva ciudad del oeste de Argentina, cerca de los Andes[2†]. Sus padres eran humildes y trabajadores, viviendo cerca de la pobreza[2†]. A pesar de estas circunstancias desafiantes, Sarmiento fue en gran parte autodidacta, leyendo lo que estuviera a su alcance[2†]. Su educación formal fue escasa[2†].

Una influencia intelectual temprana fue un tío materno y tutor privado, el sacerdote José de Oro[2†][3†]. Inmerso en los clásicos, la Biblia, el latín y el francés, Sarmiento comenzó a enseñar en una escuela primaria en su adolescencia[2†][3†]. El caos y la anarquía posteriores a la Independencia despertaron su interés en un gobierno ordenado[2†][3†]. En 1829 luchó con los unitarios contra el gobierno caudillo[2†][3†].

A la edad de 15 años, Sarmiento comenzó su carrera como maestro rural[2†][4†]. Pronto ingresó a la vida pública como legislador provincial[2†][4†]. Sus actividades políticas y su franqueza provocaron la ira del dictador militar Juan Manuel de Rosas, quien lo exilió a Chile en 1840[2†][4†]. Allí, Sarmiento participó activamente en la política y se convirtió en una figura importante en el periodismo a través de sus artículos en el periódico El Mercurio de Valparaíso[4†]. En 1842, fue nombrado director fundador del primer colegio de profesores de América del Sur y comenzó a dar efecto a una convicción de toda la vida de que el principal medio para el desarrollo nacional era a través de un sistema de educación pública[2†][4†].

Desarrollo Profesional y Logros

La carrera de Domingo Faustino Sarmiento se caracterizó por su ascenso desde maestro rural hasta presidente de Argentina[4†][1†]. Sus actividades políticas y su franqueza provocaron la ira del dictador militar Juan Manuel de Rosas, quien lo exilió a Chile en 1840[4†][1†]. En Chile, Sarmiento se convirtió en una figura importante en el periodismo a través de sus artículos en el periódico El Mercurio de Valparaíso[4†][1†]. También estuvo activo en la política durante su tiempo en Chile[4†][1†].

En 1842, Sarmiento fue nombrado director fundador del primer colegio de profesores de América del Sur[4†][1†]. Este nombramiento marcó el comienzo de su convicción de toda la vida de que el principal medio para el desarrollo nacional era a través de un sistema de educación pública[4†][1†]. Durante su tiempo en Chile, Sarmiento escribió Facundo, una denuncia apasionada de la dictadura de Rosas en forma de biografía de Juan Facundo Quiroga, el teniente gaucho tiránico de Rosas[4†][1†]. El libro le trajo mucho más que reconocimiento literario; dedicó sus esfuerzos y energía a la lucha contra las dictaduras, específicamente la de Rosas[4†][1†].

Sarmiento se desempeñó como presidente de Argentina desde 1868 hasta 1874[4†][1†]. Como presidente, sentó las bases para el progreso nacional posterior fomentando la educación pública, estimulando el crecimiento del comercio y la agricultura, y fomentando el desarrollo del transporte y la comunicación rápidos[4†][1†]. También aprovechó la oportunidad para modernizar y desarrollar sistemas ferroviarios, un sistema postal y un sistema educativo integral[4†][1†]. Pasó muchos años en roles ministeriales a nivel federal y estatal, donde viajó al extranjero y examinó otros sistemas educativos[4†][1†].

Primera Publicación de Sus Principales Obras

Domingo Faustino Sarmiento fue un prolífico escritor y sus obras han tenido un impacto significativo tanto en la literatura argentina como en la latinoamericana. Aquí están algunas de sus obras principales:

Estas obras no solo fueron significativas en su contenido, sino también en su estilo. La escritura de Sarmiento, que abarcó una amplia gama de géneros y temas, desde el periodismo hasta la autobiografía, la filosofía política y la historia, tuvo una gran influencia en la Argentina del siglo XIX[4†][1†].

Análisis y Evaluación

El trabajo de Domingo Faustino Sarmiento ha sido objeto de un extenso análisis y evaluación. Sus escritos, especialmente su crítica a Juan Manuel de Rosas en "Facundo: Civilización y Barbarie", han sido reconocidos por su impacto significativo tanto en la literatura argentina como en la latinoamericana[4†][7†].

El trabajo de Sarmiento se caracteriza por su ambiciosa tentativa de remodelar Argentina en una sociedad moderna y de economía exportadora[4†][6†]. Sus escritos se perciben como una parte integral de su proyecto político, con sus ambiciones literarias y políticas estando inexorablemente vinculadas[4†][6†]. Su enfoque en la educación como un medio primario para el desarrollo nacional fue un reflejo de su creencia en el poder del conocimiento y el aprendizaje[4†].

Sin embargo, sus obras también han sido criticadas por su estilo errático y simplificaciones excesivas[4†][8†]. A pesar de estas críticas, la influencia de Sarmiento en la literatura argentina y latinoamericana es innegable[4†][7†]. Su representación del gaucho y las pampas en "Facundo: Civilización y Barbarie" ha convertido al libro en un clásico de la literatura latinoamericana[4†].

El legado de Sarmiento es complejo y multifacético. Como escritor, es recordado por sus contribuciones a la literatura y su estilo único. Como estadista, es reconocido por sus esfuerzos para modernizar Argentina y promover la educación[4†]. Su obra sigue siendo estudiada y analizada, contribuyendo a nuestra comprensión de la Argentina y América Latina del siglo XIX[4†][7†].

Vida Personal

Domingo Faustino Sarmiento nació el 15 de febrero de 1811 en San Juan, una antigua y primitiva ciudad del oeste de Argentina, cerca de los Andes[2†]. Sus padres eran humildes y trabajadores, viviendo cerca de la pobreza[2†]. Su educación formal fue escasa y fue en gran parte autodidacta, leyendo lo que estuviera a su alcance[2†].

Sarmiento estuvo casado con Benita Martínez Pastoriza en 1847, pero se separaron en 1857[2†][1†]. Después de su separación, tuvo una relación doméstica con Aurelia Vélez Sársfield que duró desde 1857 hasta su muerte en 1888[2†][1†]. Tuvo dos hijos, Ana Faustina y Domingo Fidel[2†][1†].

A lo largo de su vida, Sarmiento continuó escribiendo extensamente[2†][9†]. Fue honrado en 1943 con la creación del Día Panamericano del Maestro[2†][9†]. Una estatua suya se encuentra en Boston; otra de Rodin está en Buenos Aires[2†][9†].

Sarmiento murió en 1888 de un ataque al corazón[2†][9†]. Tenía 77 años[2†][9†].

Conclusión y Legado

Domingo Faustino Sarmiento, un activista argentino, intelectual, escritor, estadista y séptimo presidente de Argentina, dejó un legado profundo en su país y América Latina[4†][1†]. Su obra abarcó una amplia gama de géneros y temas, desde el periodismo hasta la autobiografía, la filosofía política y la historia[4†][1†]. Fue miembro de un grupo de intelectuales, conocidos como la Generación del 1837, que tuvo una influencia significativa en la Argentina del siglo XIX[4†][1†].

El mayor logro literario de Sarmiento fue Facundo, una crítica a Juan Manuel de Rosas, que Sarmiento escribió mientras trabajaba para el periódico El Progreso durante su exilio en Chile[4†][1†]. El libro le trajo mucho más que reconocimiento literario; dedicó sus esfuerzos y energía a la lucha contra las dictaduras, específicamente la de Rosas, y contrastó la Europa ilustrada—un mundo donde, a sus ojos, se valoraba la democracia, los servicios sociales y el pensamiento inteligente—con la barbarie del gaucho y especialmente el caudillo, los despiadados hombres fuertes de la Argentina del siglo XIX[4†][1†].

Mientras fue presidente de Argentina de 1868 a 1874, Sarmiento defendió el pensamiento inteligente—incluida la educación para niños y mujeres—y la democracia para América Latina[4†][1†]. También aprovechó la oportunidad para modernizar y desarrollar sistemas ferroviarios, un sistema postal y un sistema educativo integral[4†][1†]. Pasó muchos años en roles ministeriales a nivel federal y estatal donde viajó al extranjero y examinó otros sistemas educativos[4†][1†].

Sarmiento es a veces considerado "El Maestro" de América Latina[4†][10†]. Se veía a sí mismo como el estandarte del liberalismo europeo en América Española y el arquitecto de una nación construida sobre sus ideales[6†]. Su cariñosa representación del gaucho y las pampas ha convertido a Facundo en un clásico de la literatura latinoamericana[4†].

Información Clave

Referencias y Citas:

  1. Wikipedia (English) - Domingo Faustino Sarmiento [website] - link
  2. Encyclopedia.com - Domingo Faustino Sarmiento [website] - link
  3. Encyclopedia.com - Sarmiento, Domingo Faustino (1811–1888) [website] - link
  4. Britannica - Domingo Faustino Sarmiento: president of Argentina [website] - link
  5. eNotes - Domingo Faustino Sarmiento Critical Essays [website] - link
  6. De Gruyter - Sarmiento [website] - link
  7. Springer Link - Argentinean Literary Orientalism - Chapter: An Ideological Reading of Domingo Faustino Sarmiento [website] - link
  8. Duke University Press - Hispanic American Historical Review - Domingo Faustino Sarmiento [website] - link
  9. GradeSaver - Domingo F. Sarmiento Biography [website] - link
  10. Goodreads - Author: Domingo Faustino Sarmiento (Author of Facundo) [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.