Ondertexts
Giovanni Boccaccio
Buscar

Giovanni Boccaccio

Giovanni Boccaccio Giovanni Boccaccio[2†]

Giovanni Boccaccio (1313-1375) fue un autor y poeta italiano, amigo y corresponsal de Petrarca, y un importante humanista del Renacimiento[1†][2†]. Nació en Toscana y murió en Certaldo, Toscana[1†][2†]. Boccaccio es mejor conocido como el autor de los cuentos terrenales en "El Decamerón"[1†]. Junto con Petrarca, sentó las bases para el humanismo del Renacimiento y elevó la literatura vernácula al nivel y estatus de los clásicos de la antigüedad[1†][2†].

La vida de Boccaccio estuvo llena de dificultades y episodios ocasionales de pobreza[1†][3†]. Sus primeras obras incluyen "El Filocolo" (c. 1336), una obra en prosa en cinco libros, y "La Teseida" (c. 1340), un ambicioso épico de 12 cantos[1†][3†]. Sus obras más notables son "El Decamerón", una colección de cuentos cortos que en los siglos siguientes fue un elemento determinante para la tradición literaria italiana, especialmente después de que Pietro Bembo elevara el estilo boccacciano a un modelo de prosa italiana en el siglo XVI, y "De Mulieribus Claris"[1†][2†].

Escribió su literatura imaginativa principalmente en vernáculo toscano, así como otras obras en latín, y es especialmente conocido por su diálogo realista, que difería del de sus contemporáneos, escritores medievales que solían seguir modelos formulados para personajes e historias[1†][2†]. La influencia de las obras de Boccaccio no se limitó a la escena cultural italiana, sino que se extendió al resto de Europa, ejerciendo influencia en autores como Geoffrey Chaucer, una figura clave en la literatura inglesa, o más tarde en Miguel de Cervantes, Lope de Vega y el teatro clásico español[1†][2†].

Boccaccio, junto con Dante Alighieri y Petrarca, forma parte de los llamados "Tres Grandes" de la literatura italiana[1†][2†]. Se le recuerda por ser uno de los precursores del humanismo, del cual ayudó a sentar las bases en la ciudad de Florencia, en conjunto con la actividad de su amigo y maestro Petrarca[1†][2†].

Primeros Años y Educación

Giovanni Boccaccio nació en Toscana, ya sea en Certaldo o Florencia, en 1313[1†][4†]. Su padre, Boccaccio di Chellino, era un comerciante toscano[1†][4†]. Los detalles de su madre son en su mayoría desconocidos, pero podría haber sido francesa[1†][4†]. Boccaccio pasó su infancia temprana en Florencia de manera bastante infeliz[1†]. Su padre no tenía simpatía por las inclinaciones literarias de Boccaccio y lo envió a Nápoles para aprender negocios, probablemente en una oficina de los Bardi, quienes dominaban la corte de Nápoles mediante sus préstamos[1†][5†].

En Nápoles, Boccaccio experimentó la aristocracia del mundo comercial, así como todo lo que quedaba de los esplendores de la caballería cortesana y el feudalismo[1†]. También estudió derecho canónico y se relacionó con los hombres sabios de la corte y los amigos y admiradores de Petrarca, a través de quienes llegó a conocer la obra del propio Petrarca[1†]. Estos años en Nápoles también fueron los años del amor de Boccaccio por Fiammetta, una mujer que sería un personaje importante en su obra literaria en la primera mitad de su carrera, incluido el Decamerón[1†][4†].

Probablemente en 1340, Boccaccio fue llamado de regreso a Florencia por su padre, involucrado en la bancarrota de los Bardi[1†]. A pesar de estos desafíos, Boccaccio continuó persiguiendo sus ambiciones literarias, sentando las bases para sus futuras contribuciones a la literatura[1†][4†].

Desarrollo de Carrera y Logros

La carrera de Giovanni Boccaccio estuvo marcada por una serie de logros significativos que lo establecieron como una figura clave en el mundo literario[1†][2†]. Sus primeras obras incluyen "El Filocolo" (c. 1336), una obra en prosa en cinco libros, y "La Teseida" (c. 1340), un ambicioso épico de 12 cantos[1†][3†].

Las obras más destacadas de Boccaccio son "El Decamerón", una colección de cuentos cortos, y "De Mulieribus Claris"[1†][2†]. "El Decamerón", en particular, fue un elemento determinante para la tradición literaria italiana, especialmente después de que Pietro Bembo elevara el estilo boccacciano a un modelo de prosa italiana en el siglo XVI[1†][2†].

Boccaccio escribió su literatura imaginativa principalmente en vernáculo toscano, así como otras obras en latín[1†][2†]. Se le reconoce especialmente por su diálogo realista, que difería del de sus contemporáneos, escritores medievales que solían seguir modelos formulados para personajes e trama[1†][2†].

La influencia de las obras de Boccaccio no se limitó a la escena cultural italiana, sino que se extendió al resto de Europa, ejerciendo influencia en autores como Geoffrey Chaucer, una figura clave en la literatura inglesa, o más tarde en Miguel de Cervantes, Lope de Vega y el teatro clásico español[1†][2†].

Boccaccio, junto con Dante Alighieri y Petrarca, forma parte de los llamados "Tres Grandes" de la literatura italiana[1†][2†]. Se le recuerda por ser uno de los precursores del humanismo, del cual ayudó a sentar las bases en la ciudad de Florencia, en conjunto con la actividad de su amigo y maestro Petrarca[1†][2†].

Primera Publicación de Sus Obras Principales

La carrera literaria de Giovanni Boccaccio estuvo marcada por una prolífica producción de obras que abarcaron diversos géneros y temas. Sus primeras obras fueron principalmente poesía, incluyendo La Teseida, El Filostrato, La caza de Diana, y El Filocolo[6†]. Otra obra notable de este período es Amorosa Visión, un poema de cincuenta cantos destinado a servir como obra alegórica[6†].

Sin embargo, Boccaccio es quizás mejor conocido por su obra maestra, El Decamerón[6†][1†][2†]. Esta colección de cuentos cortos tuvo una influencia significativa en la literatura de toda Europa[6†][2†]. El Decamerón se convirtió en un elemento determinante para la tradición literaria italiana, especialmente después de que Pietro Bembo elevara el estilo boccacciano a un modelo de prosa italiana en el siglo XVI[6†][2†].

Además de "El Decamerón", Boccaccio escribió varias otras obras destacadas, incluyendo Elegía de Madonna Fiammetta, Bucolicum Carmen, De Casibus Virorum Illustrium, De Mulieribus Claris, y De Genealogia Deorum Gentilium[6†][1†]. Cada una de estas obras contribuyó a la reputación de Boccaccio como un escritor versátil que amalgamó diferentes tendencias y géneros literarios, creando obras originales bajo el estandarte del experimentalismo[6†][2†].

Aquí tienes una lista de algunas de sus obras principales con información sobre su primer año de publicación[6†][1†][2†][6†]:

Análisis y Evaluación

La obra de Giovanni Boccaccio ha tenido un profundo impacto en la literatura, no solo en Italia, sino también en toda Europa[7†]. Sus narrativas, especialmente en "El Decamerón", han sido elogiadas por su realismo terrenal, ingenio e introspección psicológica[7†][1†][7†]. Su trabajo sentó las bases para el humanismo del Renacimiento y elevó la literatura vernácula al nivel y estatus de los clásicos de la antigüedad[7†][1†][7†].

La obra de Boccaccio se caracteriza por su versatilidad, abarcando diversos géneros y temas. Sus narrativas se destacan por una aguda observación de la naturaleza humana y la sociedad, a menudo impregnadas de ironía y sátira[7†]. Sus personajes están dibujados de manera vívida, y sus historias son conocidas por sus tramas envolventes y profundidad temática[7†].

La influencia de Boccaccio se extiende más allá de su tiempo. Su obra ha servido de inspiración para muchos autores notables europeos e ingleses, desde Marguerite de Navarre y Lope de Vega Carpio hasta Gotthold Ephraim Lessing y Alfred, Lord Tennyson[7†]. Geoffrey Chaucer, por ejemplo, encontró material abundante para su Troilo y Criseyde en "El Filostrato" de Boccaccio, y "La Teseida" sirvió como fuente para "El Cuento del Caballero" de Chaucer[7†].

Además de sus obras narrativas, las obras enciclopédicas de Boccaccio en latín lo convirtieron en uno de los humanistas más prominentes del Trecento[7†]. De hecho, fue como humanista latino, más que como narrador de cuentos vernáculos, que Boccaccio fue recordado principalmente durante el primer siglo posterior a su fallecimiento[7†].

En conclusión, la obra de Boccaccio representa un hito significativo en el desarrollo de la literatura. Sus narrativas, caracterizadas por su realismo e introspección psicológica, han dejado un impacto duradero en la tradición literaria[7†].

Vida Personal

Giovanni Boccaccio nació de un comerciante toscano, Boccaccio di Chellino (llamado Boccaccino), y una madre que probablemente era francesa[1†]. Pasó su infancia temprana en Florencia, lo que fue bastante infeliz[1†]. Su padre trabajó para la Compagnia dei Bardi y, en la década de 1320, se casó con Margherita dei Mardoli, que pertenecía a una familia acomodada[1†][2†][8†]. Es posible que Boccaccio haya recibido enseñanzas de Giovanni Mazzuoli y haya recibido una introducción temprana a las obras de Dante a través de él[1†][2†][8†].

Durante su tiempo en Nápoles, Boccaccio se enamoró de Fiammetta[1†][9†]. El personaje de Fiammetta en "El Decamerón" se asemeja en cierta medida a la Fiammetta de sus obras anteriores[1†]. Los intentos de identificar a Fiammetta con una supuesta María histórica, hija natural del rey Roberto y esposa de un conde de Aquino, son poco confiables[1†].

Después de la quiebra de los Bardi, el comerciante para el que trabajaba Boccaccio, este regresó a Florencia y vivió una vida llena de dificultades y pobreza[1†][9†]. Estuvo en Ravena entre 1345 y 1346, en Forlí en 1347, en Florencia durante los estragos de la Peste Negra en 1348 y nuevamente en Florencia en 1349[1†].

Conclusión y Legado

La obra de Giovanni Boccaccio marcó un alejamiento de las Romances Medievales hacia el realismo literario[10†]. Demostró que la prosa podía capturar la complejidad de los seres humanos y sus situaciones[10†]. Si bien la poesía siguió siendo el modo dominante de expresión literaria, después de "El Decamerón", la prosa literaria se volvió más popular y ampliamente aceptada[10†].

El mayor legado de Boccaccio son sus poemas en el vernáculo[10†][11†]. En su vida posterior, se volvió hacia el cristianismo y repudió muchas de sus obras anteriores[10†][11†]. Su "El Decamerón" tuvo una influencia importante en "Los Cuentos de Canterbury" de Geoffrey Chaucer[10†][11†].

Su influencia no se limitó a Italia, sino que se extendió al resto de Europa, ejerciendo influencia en autores como Geoffrey Chaucer, una figura clave en la literatura inglesa, o más tarde en Miguel de Cervantes, Lope de Vega y el teatro clásico español[10†][1†]. Boccaccio, junto con Dante Alighieri y Petrarca, forma parte de los llamados "Tres Grandes" de la literatura italiana[10†][1†].

La obra de Boccaccio representó un alejamiento de los Romances Medievales hacia el realismo literario[10†]. Demostró que la prosa podía capturar la complejidad de los seres humanos y sus situaciones[10†]. Si bien la poesía siguió siendo el modo dominante de expresión literaria, después de "El Decamerón", la prosa literaria se volvió más popular y ampliamente aceptada[10†].

Información Clave

Referencias y Citas:

  1. Britannica - Giovanni Boccaccio: Italian poet and scholar [website] - link
  2. Wikipedia (English) - Giovanni Boccaccio [website] - link
  3. Britannica - Giovanni Boccaccio summary [website] - link
  4. World History - Giovanni Boccaccio [website] - link
  5. Medieval Life and Times - Boccaccio [website] - link
  6. Medieval Chronicles - Giovanni Boccaccio [website] - link
  7. eNotes - Giovanni Boccaccio Analysis [website] - link
  8. New World Encyclopedia - Boccaccio [website] - link
  9. GradeSaver - Giovanni Boccaccio Biography [website] - link
  10. DailyHistory.org - How did Boccaccio influence the Renaissance [website] - link
  11. brock2boccaccio.weebly.com - Boccacio - Legacy [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.