Ondertexts
H. Rider Haggard
Buscar

H. Rider Haggard

H. Rider Haggard H. Rider Haggard[1†]

Sir Henry Rider Haggard KBE (22 de junio de 1856 - 14 de mayo de 1925) fue un escritor inglés de novelas de aventuras y romances ambientados en lugares exóticos, predominantemente África, y un pionero del género literario de mundos perdidos[1†][2†][3†]. También estuvo involucrado en la reforma agraria en todo el Imperio Británico[1†][3†].

Haggard nació en Bradenham, Norfolk, el octavo de diez hijos, de William Meybohm Rider Haggard, un abogado, y Ella Doveton, una autora y poeta[1†]. Su padre nació en San Petersburgo, Rusia, en 1817, de padres británicos[1†]. Miembro de la familia Haggard, fue sobrino nieto del abogado eclesiástico John Haggard y tío del oficial naval Almirante Sir Vernon Haggard y del diplomático Sir Godfrey Haggard[1†].

Inicialmente, Haggard fue enviado a la rectoría de Garsington en Oxfordshire para estudiar bajo el reverendo H. J. Graham, pero, a diferencia de sus hermanos mayores, que se graduaron de diversas escuelas privadas, asistió a la Ipswich Grammar School[1†]. Esto se debió a que su padre, quizás lo consideraba alguien que no iba a llegar lejos, ya no podía costear su costosa educación privada[1†].

En 1875, el padre de Haggard lo envió a lo que ahora es Sudáfrica para ocupar un puesto no remunerado como asistente del secretario de Sir Henry Bulwer, Teniente Gobernador de la Colonia de Natal[1†]. En 1876, fue trasladado al personal de Sir Theophilus Shepstone, Comisionado Especial para el Transvaal[1†]. Fue en este papel que Haggard estuvo presente en Pretoria en abril de 1877 para el anuncio oficial de la anexión británica de la República Bóer del Transvaal[1†].

Haggard se enamoró de Mary Elizabeth "Lilly" Jackson, a quien tenía la intención de casarse una vez que obtuviera empleo remunerado en África[1†]. En 1878, se convirtió en Registrador de la Alta Corte en el Transvaal y escribió a su padre informándole que tenía la intención de regresar a Inglaterra y casarse con ella[1†].

Las historias de Haggard, situadas en el lado más ligero de la literatura victoriana, siguen siendo populares e influyentes[1†].

Primeros años y educación

Henry Rider Haggard, conocido como H. Rider Haggard, nació el 22 de junio de 1856 en Bradenham, Norfolk, Inglaterra[2†][1†]. Fue el octavo de diez hijos nacidos de William Meybohm Rider Haggard, un abogado, y Ella Doveton, una autora y poeta[2†][1†]. Su padre nació en San Petersburgo, Rusia, en 1817, de padres británicos[2†][1†].

La educación temprana de Haggard se llevó a cabo en la rectoría de Garsington en Oxfordshire bajo el reverendo H. J. Graham[2†][1†]. Sin embargo, a diferencia de sus hermanos mayores que se graduaron de varias escuelas privadas, asistió a la Ipswich Grammar School[2†][1†]. Esto se debió a que su padre, quien quizás lo consideraba alguien que no iba a llegar lejos, ya no podía costear su costosa educación privada[2†][1†].

Después de no aprobar su examen de ingreso al ejército, Haggard fue enviado a un preparador privado en Londres para prepararse para el examen de ingreso al Ministerio de Relaciones Exteriores Británico[2†][1†]. Sin embargo, nunca se presentó al examen[2†][1†]. Durante sus dos años en Londres, entró en contacto con personas interesadas en el estudio de fenómenos psíquicos[2†][1†].

En 1875, a la edad de 19 años, el padre de Haggard lo envió a lo que ahora es Sudáfrica para ocupar un puesto no remunerado como asistente del secretario de Sir Henry Bulwer, Teniente Gobernador de la Colonia de Natal[2†][1†][4†]. Esto marcó el inicio de sus aventuras en África, que más tarde influirían en gran medida en su escritura[2†][1†][4†].

Desarrollo de Carrera y Logros

En 1875, el padre de Haggard lo envió a lo que ahora es Sudáfrica para ocupar un puesto no remunerado como asistente del secretario de Sir Henry Bulwer, Teniente Gobernador de la Colonia de Natal[1†][2†][5†]. En 1876, fue trasladado al personal de Sir Theophilus Shepstone, Comisionado Especial para el Transvaal[1†]. Fue en este papel que Haggard estuvo presente en Pretoria en abril de 1877 para el anuncio oficial de la anexión británica de la República Bóer del Transvaal[1†]. De hecho, Haggard izó la bandera de la Unión y leyó gran parte de la proclamación después de que el oficial originalmente encargado de la tarea perdiera la voz[1†].

En 1878, se convirtió en Registrador de la Alta Corte en el Transvaal y escribió a su padre informándole que tenía la intención de regresar a Inglaterra y casarse con Mary Elizabeth “Lilly” Jackson[1†]. Después de regresar a Inglaterra en 1881, Haggard decidió convertirse en abogado[1†][6†]. También escribió una historia de eventos recientes en el sur de África, "Cetywayo and His White Neighbours" (1882), y se preparó para el examen de abogacía[1†][2†].

Haggard publicó dos novelas sin éxito pero capturó al público con su historia de aventuras africanas "Las Minas del Rey Salomón"[1†][2†]. Le siguió "Ella" (1887) y otras historias sobre África, especialmente "Allan Quatermain" (1887), "Nada the Lily" (1892), "Queen Sheba’s Ring" (1910), "Marie" (1912), y "The Ivory Child" (1916)[1†][2†]. Utilizó otros escenarios para romances llamativos como "Cleopatra" (1889), "Montezuma’s Daughter" (1893) y "Heart of the World" (1896)[1†][2†].

Haggard estaba interesado en asuntos de tierras y escribió varias obras sobre el tema; en 1895 formó parte de una comisión gubernamental para examinar las colonias de trabajo del Ejército de Salvación, y en 1911 formó parte de la Comisión Real que examinaba la erosión costera[1†][7†]. Fue un asiduo escritor de cartas al periódico "The Times" y tuvo casi 100 cartas publicadas por el periódico[1†][7†]. En 1912, fue nombrado Caballero Bachiller[1†][6†].

Primera Publicación de sus Obras Principales

La carrera literaria de H. Rider Haggard comenzó con la publicación de su primera obra de ficción, "Dawn", en 1884[7†]. Sin embargo, fueron sus novelas posteriores, "Las Minas del Rey Salomón" (1885) y "Ella: Una Historia de Aventuras" (1886), las que realmente lo establecieron como un destacado escritor[7†][1†]. Estas obras introdujeron a los personajes de Allan Quatermain y Ayesha, respectivamente, ambos de los cuales se convirtieron en figuras recurrentes en las obras posteriores de Haggard[7†][1†].

Aquí tienes algunas de las principales obras de Haggard:

Las obras de Haggard no se limitaron a la ficción. También escribió varios libros de no ficción, incluyendo "Cetywayo and His White Neighbours" (1882), "A Farmer's Year" (1899), "The Last Boer War" (1899) y "A Winter's Pilgrimage" (1901)[7†][8†].

Las novelas de Haggard, ambientadas en lugares exóticos y llenas de aventuras y romance, fueron inmensamente populares e influyentes. Han sido adaptadas en numerosas películas[7†][9†] y siguen siendo leídas y disfrutadas en la actualidad[7†][1†].

Análisis y Evaluación

Las obras de H. Rider Haggard, especialmente "Ella" y "Las Minas del Rey Salomón", han sido objeto de extenso análisis y evaluación[10†][5†]. Sus novelas, a menudo categorizadas bajo el género de "mundo perdido", fueron sensaciones literarias en su época, vendiendo más de dos millones de copias durante su vida[10†][5†].

Las obras de Haggard son conocidas por sus entornos exóticos y tramas llenas de aventuras, que fueron influenciados por sus experiencias en África[10†][11†]. Su representación de África y sus culturas ha sido analizada en el contexto de la revolución darwiniana, con algunos críticos señalando que Haggard dio expresión literaria a las ideas darwinianas sobre raza y evolución[10†][11†].

"Ella", una de las novelas más famosas de Haggard, ha sido reconocida por sus elementos góticos y su reflejo de la agresión imperial de la época del fin de siglo conocida como "Scramble for Africa"[10†][12†]. El personaje de Ayesha, la reina africana inmortal, es considerado una figura significativa en la literatura victoriana, reconocida tanto por Sigmund Freud como por Carl Jung[10†][5†].

Sin embargo, las obras de Haggard también han sido criticadas por su percibida falta de refinamiento literario. Se sabe que escribía la mayoría de sus novelas en un lapso de tres meses y se negaba a revisar los borradores, creyendo que la revisión agotaba la energía de la obra[10†][5†]. Esto llevó a que sus obras fueran consideradas toscas y descuidadas, incluso por sus aliados y amigos[10†][5†].

A pesar de estas críticas, las obras de Haggard han tenido un impacto duradero. Sus novelas han sido adaptadas en numerosas películas[10†][5†], y continúan inspirando a lectores y escritores de géneros de aventuras y fantasía[10†][5†].

Vida Personal

H. Rider Haggard nació en una familia con una rica historia. Su padre, William Meybohm Rider Haggard, era abogado, y su madre, Ella Doveton, era autora y poeta[1†]. Su padre nació en San Petersburgo, Rusia, en 1817, de padres británicos[1†]. Haggard fue el octavo de diez hijos[1†].

La vida personal de Haggard estuvo profundamente entrelazada con sus experiencias en Sudáfrica. Vivió en Sudáfrica durante seis años cuando era joven[1†][13†]. Muchas de sus novelas se desarrollaron en África, incluyendo "Las Minas del Rey Salomón" (1886), "Allan Quatermain" (1887) y "Ella" (1887)[1†][13†].

Haggard se casó con una familia adinerada de Norfolk y planeaba regresar a Sudáfrica para vivir como granjero caballero[1†][14†]. Sin embargo, el creciente caos de la rebelión zulú y la Guerra de los Bóers hizo que su esposa no quisiera establecerse allí[1†][14†].

En 1919, Haggard fue nombrado caballero por sus servicios al Imperio Británico[1†][13†].

Conclusión y Legado

El legado de H. Rider Haggard es significativo y perdurable. Es reconocido como un barómetro de su época como escritor popular y sigue siendo de interés en la era moderna[15†]. Sus obras, ambientadas en lugares exóticos, predominantemente en África, y su papel pionero en el género literario de "mundo perdido", han dejado una huella duradera en la literatura[15†][1†].

Las obras de Haggard crearon una geografía ideológica y formulada que reflejaba sus deseos y temores personales y políticos, así como los de su época[15†][16†]. Sus romances africanos, en particular, siguen resonando, hablando de las ansiedades y deseos de su época[15†].

En conclusión, el romance de Haggard con la tierra africana y sus pueblos, su idealización del paisaje y sus esfuerzos por preservar partes de la "Naturaleza" en áreas silvestres cerradas, contribuyen a su legado duradero[15†]. Sus obras siguen siendo populares e influyentes, y su importancia como escritor popular de su época sigue siendo válida[15†].

Información Clave

Referencias y Citas:

  1. Wikipedia (English) - H. Rider Haggard [website] - link
  2. Britannica - Sir H. Rider Haggard: British author [website] - link
  3. Pantheon - H. Rider Haggard Biography - English adventure novelist (1856–1925) [website] - link
  4. Britannica Kids - H. Rider Haggard [website] - link
  5. Oxford Bibliographies - H. Rider Haggard [website] - link
  6. Book Series In Order - H. Rider Haggard [website] - link
  7. Wikipedia (English) - List of works by H. Rider Haggard [website] - link
  8. Rider Haggard Society - Bibliography [website] - link
  9. Wikipedia (English) - Category [website] - link
  10. Graeme Shimmin - She by H Rider Haggard: Book Review and Analysis [website] - link
  11. OpenEdition Journals - Re-imagining Africa: revisiting Rider Haggard’s legacy in modern times with particular reference to South Africa [website] - link
  12. Springer Link - British Fiction and Cross-Cultural Encounters - Chapter: Explorer Ethnography and Rider Haggard’s African Romance, [website] - link
  13. Simple Wikipedia (English) - H. Rider Haggard [website] - link
  14. GradeSaver - H. Rider Haggard Biography [website] - link
  15. OpenEdition Journals - Re-imagining Africa: revisiting Rider Haggard’s legacy in modern times with particular reference to South Africa [website] - link
  16. Stanford University SearchWorks - Imagining Africa : landscape in H. Rider Haggard's African romances in SearchWorks catalog [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.