Ondertexts
José María Vargas Vila
Buscar

José María Vargas Vila

José María Vargas Vila José María Vargas Vila[1†]

José María de la Concepción Apolinar Vargas Vila Bonilla, comúnmente conocido como José María Vargas Vila, fue un escritor e intelectual público colombiano[1†]. Nacido el 23 de junio de 1860 en Bogotá, Colombia[1†], fue hijo del General José María Vargas Vila y Elvira Bonilla Matiz[1†][2†].

Primeros Años y Educación

José María Vargas Vila nació el 23 de junio de 1860 en Bogotá, Colombia[1†]. Fue hijo del General José María Vargas Vila y Elvira Bonilla Matiz[1†][2†]. Su padre, un soldado en la causa del radicalismo liberal, estuvo casi siempre ausente y murió en combate cuando Vargas Vila aún era un niño[1†][2†]. Después de la muerte de su padre, la familia se trasladó a Bogotá, donde Vargas Vila completó la escuela primaria y secundaria[1†][2†].

Sin dinero para pagar una educación universitaria, se enlistó como soldado en el ejército del General Santos Acosta[1†][2†]. En 1876, participó en la campaña contra los conservadores clericales en la región del Cauca[1†][2†]. A partir de 1878, ocupó diversos cargos como maestro, primero en Ibagué, luego en Guasca y en Anolaima[1†][2†].

El año 1883 marca el preludio de la leyenda de Vargas Vila. En este momento, comenzó su trabajo como profesor en el Liceo de la Infancia, una escuela para la joven aristocracia de Bogotá, dirigida por el sacerdote jesuita Tomás Escobar[1†][2†]. Esta fue la misma escuela a la que asistió el renombrado poeta modernista José Asunción Silva[1†][2†].

Sin embargo, el tiempo de Vargas Vila en el Liceo de la Infancia terminó en escándalo. Después de ser expulsado de la escuela por razones que aún no están claras, Vargas Vila acusó al Padre Escobar, en público, de corromper y abusar sexualmente de los estudiantes[1†][2†]. En lugar de enfrentarse al poderoso sacerdote en el tribunal, abandonó la ciudad para siempre[1†][2†].

Desarrollo de Carrera y Logros

José María Vargas Vila fue un prolífico escritor e intelectual público que, desde temprana edad, participó en luchas políticas como periodista, agitador político y orador[1†]. Sus ideas radicalmente liberales y su crítica al clero católico, al conservadurismo y a las políticas imperialistas de Estados Unidos lo distinguieron[1†]. Muchas de sus ideas se aproximaron al existencialismo y se afirmó que eran libertarias, aunque estaban tan cerca del anarquismo que en algún momento incluso Vargas Vila se declaró anarquista[1†].

La producción de Vargas Vila fue prodigiosa. Además de artículos en Némesis, su propia revista, escribió más de ochenta libros[1†][3†]. A pesar de ser en gran medida rechazado por los círculos educados, Vargas Vila fue uno de los pocos escritores que vivió de su oficio[1†][3†]. Algunas de sus obras incluyen "Aura o las violetas" (1887), "Pasionarias, álbum para mi madre muerta" (1887), "Emma, Maracaibo" (1888), "Lo irreparable" (1889), "Los Providenciales" (1892), "Flor de fango" (1895), "Ibis" (1900), "A la hora del crepúsculo" (1900?), "Alba roja, París" (1901), "Las rosas de la tarde" (1901), "Ante los bárbaros: el Yanki. He ahí el enemigo" (1902), "Copos de espuma" (1902),"Eleonora (novela de la vida artística)" (1917), "Los discípulos de Emaüs (novela de la vida intelectual)" (1917), y "María Magdalena; novela lírica" (1917)[1†].

Primera Publicación de sus Obras Principales

José María Vargas Vila fue un prolífico escritor y sus obras abarcaron una variedad de géneros. Aquí están algunas de sus principales obras, junto con el año de su primera publicación:

Análisis y Evaluación

José María Vargas Vila fue un iconoclasta literario, con su objetivo principal en la escritura siendo subvertir aquellos elementos de la sociedad que se asumían como sagrados pero que él creía que estaban obstaculizando el progreso y la igualdad en América Latina[3†]. Sus obras apuntaban al catolicismo romano y sus representantes, los conceptos tradicionales sobre la familia y la sociedad, la escritura "respetable" y lo que él consideraba una falsa moralidad que impedía que la sociedad avanzara[3†].

Los principales temas en su obra incluyen la crítica a las sociedades cerradas de mente, un ataque constante a regímenes dictatoriales, una exploración de temas sexuales prohibidos, una defensa amarga del individualismo y el escrutinio de los desarrollos políticos de su tiempo[3†]. Su intención era épater le bourgeois, es decir, shockear a aquellos que se beneficiaban de posiciones de poder[3†].

El estilo de prosa de Vargas Vila estaba destinado a complementar y servir como expresión de su filosofía y tema[3†]. La técnica dominante en sus textos es la escritura fragmentada, que incluye párrafos cortos, afirmaciones aforísticas, infracción de las reglas tradicionales de puntuación, incorporación de palabras y frases extranjeras, juegos de palabras, insultos, construcciones gramaticales latinas y tipografía inesperada[3†]. Todos estos elementos estaban diseñados para despertar al lector del estado cómodo de simplemente ser entretenido en lugar de dar forma activamente y remodelar la sociedad[3†].

Parece haber unanimidad entre los críticos en que hay algo que se puede llamar el estilo Vargavilesquiano[3†]. Su producción fue prodigiosa, y además de artículos en Némesis, su propia revista, escribió más de ochenta libros[3†].

Vida Personal

José María Vargas Vila llevó una vida tan controvertida e inconvencional como sus escritos. Era conocido por su fuerte crítica a la Iglesia Católica, y esto se reflejaba también en su vida personal[1†]. Nació en una familia católica, pero más tarde rechazó la fe e incluso dejó de lado sus nombres bautismales que lo conectaban con la tradición católica[1†][2†].

El padre de Vargas Vila, el General José María Vargas Vila, fue un soldado por la causa del radicalismo liberal y murió en combate cuando Vargas Vila todavía era un niño[1†][2†]. Después de la muerte de su padre, la familia se mudó a Bogotá, donde Vargas Vila completó la escuela primaria y secundaria[1†][2†].

Su vida personal estuvo marcada por la controversia y el escándalo. En 1884, fue expulsado de la escuela donde enseñaba por razones que aún no están claras, con especulaciones que van desde políticas hasta económicas[1†][2†]. Acusó al sacerdote de la escuela, el Padre Escobar, de corromper y abusar sexualmente de los estudiantes[1†][2†]. Esta acusación escandalizó a Bogotá, y Vargas Vila fue acusado de robo, travestismo y sodomía en represalia por sus acusaciones contra Escobar[1†][2†]. En lugar de enfrentarse al poderoso sacerdote en el tribunal, abandonó la ciudad para siempre[1†][2†].

En 1885, estalló la guerra civil en Colombia, y Vargas Vila se alistó como soldado en el ejército del General Santos Acosta[1†][2†]. Después de la victoria conservadora, huyó y comenzó a componer textos políticos de invectiva[1†][2†].

A pesar de las controversias y desafíos, Vargas Vila permaneció comprometido con sus creencias y continuó escribiendo y publicando sus obras. Su vida personal, al igual que su vida profesional, estuvo marcada por un fuerte compromiso con los ideales liberales y un rechazo de las normas tradicionales[1†][2†].

Conclusión y Legado

José María Vargas Vila, un iconoclasta literario, fue posiblemente el autor colombiano más ampliamente leído de principios del siglo XX[3†]. Sus escritos tenían como objetivo subvertir aquellos elementos de la sociedad que se asumían como sagrados pero que él creía que estaban obstaculizando el progreso y la igualdad en América Latina[3†]. Defendió todas las causas e individuos que lucharon por la libertad y la justicia de sus pueblos, especialmente en América Latina[3†][1†].

A principios de la década de 1920, la salud física y mental de Vargas Vila comenzó a deteriorarse, y eventualmente se volvió más distante y solitario[3†][5†]. No obstante, emprendió un último viaje por América Latina en 1924, visitando Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia, México y Cuba[3†][5†].

Vargas Vila falleció el 23 de mayo de 1933 en Barcelona, España[3†][1†]. Su legado continúa influyendo en la literatura y el pensamiento latinoamericanos. Sus obras, llenas de ideas radicalmente liberales y críticas al clero católico, al conservadurismo y a las políticas imperialistas de Estados Unidos, siguen siendo relevantes y continúan inspirando discusiones sobre libertad, justicia y progreso[3†][1†].

Información Clave

Referencias y Citas:

  1. Wikipedia (English) - José María Vargas Vila [website] - link
  2. UNC Libraries - Exhibits - BIOGRAPHY · Vargas Vila [website] - link
  3. UNC Libraries - Exhibits - INTRODUCTION · Vargas Vila [website] - link
  4. Goodreads - Author: Books by José María Vargas Vila (Author of Aura o las violetas) [website] - link
  5. UNC Libraries - Finding Aids - Jose Maria Vargas Vila Papers, 1919-1937 and undated [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.