Ondertexts
Max Weber
Buscar

Max Weber

Max Weber Max Weber[2†]

Max Weber, nacido Maximilian Karl Emil Weber el 21 de abril de 1864 en Erfurt, Prusia (ahora Alemania), fue un sociólogo, historiador, jurista y economista político alemán[1†][2†]. Es considerado uno de los teóricos más importantes del desarrollo de la sociedad occidental moderna[1†][2†]. Weber es mejor conocido por su tesis sobre la "ética protestante", que relaciona el protestantismo con el capitalismo, y por sus ideas sobre la burocracia[1†].

Primeros años y educación

Max Weber nació el 21 de abril de 1864 en Erfurt, Prusia, que ahora es parte de Alemania[1†][3†]. Fue el hijo mayor de Max y Helene Weber[1†]. Su padre era un funcionario civil y político, mientras que su madre era una calvinista devota[1†][3†]. Este ambiente intelectual en casa tuvo una profunda influencia en Weber y su hermano[1†][3†].

Weber no era particularmente aficionado a la escuela, pero tenía un gran interés en leer literatura clásica[1†][4†]. Comenzó su educación superior en la Universidad de Heidelberg en 1882, estudiando derecho[1†][5†]. Sin embargo, sus estudios fueron interrumpidos por su servicio militar[1†][5†]. Después de completar su servicio, continuó sus estudios en la Universidad de Berlín[1†][5†].

Weber fue un estudiante diligente, estudiando derecho, historia, filosofía y economía[1†][4†]. Aprobó sus exámenes de abogacía en 1886 y obtuvo su doctorado en derecho en 1889[1†][5†]. Su educación temprana y su crianza intelectual jugaron un papel importante en la formación de sus teorías sociológicas y económicas[1†][3†].

Desarrollo de carrera y logros

La carrera de Max Weber estuvo marcada por sus importantes contribuciones a la sociología, economía, derecho e historia[2†]. Después de obtener su doctorado en derecho en 1889 y su habilitación en 1891, enseñó en las universidades de Friburgo y Heidelberg[2†].

En 1897, tras la muerte de su padre, Weber sufrió un colapso y dejó de enseñar[2†]. Pasó varios años viajando y lentamente reanudó su labor académica[2†]. Durante este período, escribió una de sus obras más influyentes, "La Ética Protestante y el Espíritu del Capitalismo"[2†].

El trabajo de Weber durante la Primera Guerra Mundial también fue notable. Apoyó el esfuerzo bélico de Alemania, pero se volvió crítico y abogó por la democratización[2†]. Participó en las Conferencias de Lauenstein en 1917 y luego dictó las conferencias “La ciencia como vocación” y "La política como vocación"[2†].

Después de la guerra, Weber cofundó el Partido Democrático Alemán, se postuló sin éxito para un escaño parlamentario y asesoró en la redacción de la Constitución de Weimar[2†]. Sus ideas sobre la burocracia, la "ética protestante" y la relación entre el protestantismo y el capitalismo han tenido una profunda influencia en la teoría y la investigación social[2†][1†][2†].

Weber es considerado uno de los fundadores de la sociología moderna[2†][6†]. Su trabajo ha tenido un impacto duradero en el campo, y es considerado uno de los teóricos más importantes del desarrollo de la sociedad occidental moderna[2†].

Primera Publicación de sus Principales Obras

Las contribuciones intelectuales de Max Weber abarcaron diversos ámbitos, pero es más conocido por sus trabajos en el campo de la sociología y la economía[2†]. Aquí se presentan algunas de sus principales obras, junto con información adicional sobre cada una de ellas:

Cada una de estas obras ha contribuido significativamente a nuestra comprensión de la sociología y la economía. Las ideas de Weber continúan siendo influyentes en estos campos[2†].

Vida Personal

Max Weber estuvo casado con Marianne Schnitger, quien más tarde editó sus obras recopiladas y escribió una biografía sobre él[5†]. Fue el mayor de ocho hijos nacidos de Max Weber Sr. y su esposa Helene Fallenstein[5†][2†]. Su padre ocupó cargos como abogado, funcionario público y parlamentario del Partido Nacional Liberal en el Landtag prusiano y el Reichstag alemán[5†][2†].

Weber sufrió un colapso en 1897 tras una discusión con su padre, quien murió poco después. Este evento llevó a Weber a dejar de enseñar y viajar hasta principios de 1900[5†][2†]. A pesar de estos desafíos personales, Weber logró recuperarse y reanudar lentamente su labor académica[5†][2†].

Max Weber murió en la epidemia de gripe española el 14 de junio de 1920[5†].

Conclusión y Legado

La importancia de Max Weber durante su vida fue considerable entre los científicos sociales alemanes, muchos de los cuales eran sus amigos en Heidelberg o Berlín[7†]. Sin embargo, debido a que tan poco de su trabajo fue publicado en forma de libro durante su vida, y porque la mayoría de las revistas en las que publicaba tenían audiencias restringidas de especialistas académicos, su impacto principal no se sintió hasta después de su muerte[7†].

El mayor mérito de Weber como pensador fue que llevó las ciencias sociales en Alemania, hasta entonces preocupadas principalmente por problemas nacionales, a una confrontación crítica directa con los gigantes internacionales del pensamiento europeo del siglo XIX, Marx y Nietzsche[7†]. A través de esta confrontación, Weber ayudó a crear una metodología y un cuerpo de literatura que trataba sobre la sociología de la religión, los partidos políticos y la economía, así como estudios de organizaciones formales, comportamiento de grupos pequeños y la filosofía de la historia[7†][8†].

Las teorías sociológicas de Weber tuvieron un gran impacto en la sociología del siglo XX[7†][8†]. Desarrolló la noción de "tipos ideales", que eran ejemplos de situaciones históricas que podían utilizarse como puntos de referencia para comparar y contrastar diferentes sociedades[7†][8†]. Su estudio de la sociología de la religión permitió un nuevo nivel de comprensión e investigación intercultural[7†][8†].

Weber consideraba que el mundo de la modernidad había sido abandonado por los dioses, porque el hombre los había expulsado; la racionalización había reemplazado al misticismo[7†][8†]. Veía el futuro mundo como uno sin sentimiento, pasión o compromiso, inmune al llamado personal y al fiel personal, a la gracia y a la ética de héroes carismáticos[7†][8†].

De muchas maneras, el siglo XX cumplió los temores más profundos de Weber, sin embargo, también presenció el nacimiento de un desarrollo increíble en todas las áreas de la vida humana[7†][8†]. Su trabajo continúa estimulando la erudición[7†], y sus ideas y comprensión sobre las debilidades del capitalismo también han tenido un impacto duradero[7†][8†].

Información Clave

Referencias y Citas:

  1. Britannica - Max Weber: German sociologist [website] - link
  2. Wikipedia (English) - Max Weber [website] - link
  3. ThoughtCo - Biography of Max Weber [website] - link
  4. Biography - Max Weber [website] - link
  5. SunSigns - Max Weber Biography, Life, Interesting Facts [website] - link
  6. Saylor Academy - Max Weber: Achievements [website] - link
  7. Britannica - Max Weber - Sociology, Theory, Philosophy [website] - link
  8. Saylor Academy - Max Weber: Contribution and Legacy [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.