Ondertexts
Ricardo Güiraldes
Buscar

Ricardo Güiraldes

Ricardo Güiraldes Ricardo Güiraldes[2†]

Ricardo Güiraldes (13 de febrero de 1886 - 8 de octubre de 1927) fue un novelista y poeta argentino, mejor recordado por su novela "Don Segundo Sombra" (1926)[1†][2†]. Nacido en Buenos Aires, Güiraldes fue el segundo hijo de una familia adinerada de la antigua aristocracia terrateniente[1†][2†]. Su obra, particularmente "Don Segundo Sombra", es una interpretación poética del gaucho argentino, el vaquero vagabundo de espíritu libre de las pampas (llanuras), y se ha convertido en una obra clásica de la literatura hispanoamericana[1†].

Primeros años y educación

Ricardo Güiraldes nació el 13 de febrero de 1886 en Buenos Aires, Argentina[2†]. Fue el segundo hijo de una familia adinerada de la antigua aristocracia terrateniente[2†]. Su madre fue Dolores Goñi, descendiente de Ruiz de Arellano, quien fundó el pueblo de San Antonio de Areco en 1730[2†]. Su padre, Manuel Güiraldes, era un hombre culto y educado, interesado en el arte[2†].

Cuando Güiraldes tenía un año, viajó con su familia a Europa, viviendo durante cuatro años en París, cerca de la Rue Saint-Claude[2†]. A la edad de seis años, hablaba no solo español sino también francés y alemán[2†]. De hecho, el francés fue su primer idioma, y la literatura en francés dejaría una fuerte huella en su estilo literario y gustos[2†].

La infancia y juventud de Güiraldes estuvieron divididas entre el rancho familiar, La Porteña en San Antonio de Areco, y Buenos Aires[2†]. En San Antonio, entró en contacto con el mundo de los gauchos, que figuraría prominentemente en sus novelas "Raucho" y "Don Segundo Sombra"[2†]. Amaba la vida en el campo, pero sufría de asma que a veces limitaba su propia actividad física, aunque generalmente presentaba una imagen de vigor físico[2†].

Fue educado por varias maestras y, más tarde, por un ingeniero mexicano, Lorenzo Ceballos[2†], quien reconoció y fomentó sus ambiciones literarias[2†]. Estudió en varios institutos y completó su bachillerato a la edad de 16 años[2†]. Güiraldes no fue un estudiante brillante; en el Colegio Lacordaire, el Instituto Vertiz y el Instituto Libre de Segunda Enseñanza[2†], estudió arquitectura y derecho, pero nunca ejerció ninguno de los dos[2†].

Desarrollo Profesional y Logros

La carrera de Ricardo Güiraldes como escritor estuvo marcada por su profunda conexión con la tierra y la cultura gaucha de Argentina[2†][1†]. A pesar de estudiar arquitectura y derecho, nunca ejerció ninguno de los dos[2†]. En su lugar, hizo varios intentos en el mundo de los negocios, todos los cuales fueron infructuosos[2†].

En 1910, Güiraldes viajó a Europa con su amigo Roberto Leviller[2†]. Visitó Italia, Grecia, Constantinopla, Egipto, Japón, China, Rusia, India, Ceilán y Alemania antes de establecerse en París[2†]. Fue en París donde decidió convertirse en escritor[2†]. A pesar de sumergirse en la vida social de la capital francesa, eventualmente regresó a sus borradores de historias sobre la Argentina rural[2†]. Estos borradores eventualmente se convertirían en su obra "Cuentos de muerte y de sangre"[2†].

El primer volumen de poesía y prosa de Güiraldes, "El cencerro de cristal" (1915), inicialmente fue recibido duramente por la crítica debido a sus idiosincrasias estilísticas[2†][1†]. Sin embargo, desde entonces ha sido reconocido como precursor de la innovación literaria argentina posterior a la Primera Guerra Mundial[2†][1†].

Su novela "Don Segundo Sombra" (1926) es considerada su obra maestra[2†][1†]. En esta obra, combinó la descripción poética de la vida en el campo con un retrato sutil del ganadero Don Segundo, una recreación del mítico gaucho, símbolo nacional y héroe popular de Argentina[2†][1†].

El trabajo de Güiraldes es una contribución significativa al movimiento literario del criollismo, que se preocupa por las escenas y tipos nativos[2†][1†]. Sus sofisticados enfoques formales combinados con su profundo y sentimental sentimiento por su tierra natal y sus temas tradicionales han dejado un impacto duradero en la literatura argentina[2†][1†].

Primera Publicación de Sus Obras Principales

Ricardo Güiraldes, a pesar de su inicial vacilación para seguir una carrera literaria, eventualmente se convirtió en un prolífico escritor, publicando tres volúmenes de poesía, dos de cuentos cortos y cuatro novelas[3†]. Sus obras, aunque no numerosas, fueron de alta calidad y muy vanguardistas[3†].

  1. "El cencerro de cristal" (1915): Este fue el primer volumen de poesía y prosa de Güiraldes[3†][1†]. Inicialmente, fue recibido duramente por la crítica debido a sus idiosincrasias estilísticas, pero desde entonces ha sido reconocido como precursor de la innovación literaria argentina posterior a la Primera Guerra Mundial[3†][1†].
  2. "Cuentos de muerte y de sangre" (1915): Esta colección de cuentos cortos fue una de las primeras obras de Güiraldes[3†][1†]. Los cuentos, ambientados en la Argentina rural, fueron los borradores que Güiraldes desempacó un día en París, decidiendo trabajar en ellos[3†][2†].
  3. "Xaimaca" (1923): Esta novela, cuyo título significa "Jamaica" en lengua arahuaca, fue otra obra significativa de Güiraldes[3†][1†]. Refleja su profundo y sentimental sentimiento por su tierra natal y sus temas tradicionales[3†][1†].
  4. "Don Segundo Sombra" (1926): Esta es la obra más famosa de Güiraldes, una novela que proporciona una interpretación poética del gaucho argentino[3†][2†][1†]. El personaje principal, Don Segundo, es una recreación del mítico gaucho, un símbolo nacional y héroe popular de Argentina[3†][1†].

Cada una de estas obras muestra los sofisticados enfoques formales de Güiraldes y su profunda conexión con su tierra natal y sus temas tradicionales[3†][1†]. Sus obras han dejado un impacto duradero en la literatura argentina y continúan siendo estudiadas y admiradas hoy en día[3†][1†].

Análisis y Evaluación

Ricardo Güiraldes, a pesar de su crianza aristocrática y experiencias cosmopolitas, estaba profundamente conectado con los paisajes rurales y los temas tradicionales de su Argentina natal[2†]. Sus obras, especialmente su novela "Don Segundo Sombra", son un testimonio de esta conexión[2†][1†][2†].

El estilo de escritura de Güiraldes era único e innovador. Su primer volumen de poesía y prosa, "El cencerro de cristal", fue inicialmente criticado por sus idiosincrasias estilísticas[2†][1†]. Sin embargo, desde entonces ha sido reconocido como precursor de la innovación literaria en Argentina después de la Primera Guerra Mundial[2†][1†]. Sus sofisticados enfoques formales combinados con su profundo sentimiento sentimental por su tierra natal y sus temas tradicionales son evidentes en sus obras[2†][1†].

Su obra más famosa, "Don Segundo Sombra", es una interpretación poética del gaucho argentino[2†][1†][2†]. A diferencia del poema de José Hernández "Martín Fierro", que romanticiza la figura del gaucho, la novela de Güiraldes examina al personaje como una sombra proyectada sobre la sociedad argentina[2†][4†]. Esta sutil caracterización del gaucho Don Segundo, una recreación del gaucho mítico, un símbolo nacional y héroe popular de Argentina, ha convertido la novela en una obra clásica de la literatura hispanoamericana[2†][1†][2†].

Las obras de Güiraldes han dejado un impacto duradero en la literatura argentina y continúan siendo estudiadas y admiradas en la actualidad[2†]. Su habilidad para combinar la descripción poética de la vida en el campo con un análisis crítico del papel del gaucho en la sociedad le ha ganado un lugar significativo en la historia literaria de Argentina[2†][1†][2†].

Vida Personal

Ricardo Güiraldes nació en el seno de una familia adinerada de la antigua aristocracia terrateniente[2†]. Su madre fue Dolores Goñi, descendiente de Ruiz de Arellano, quien fundó el pueblo de San Antonio de Areco en 1730[2†]. Su padre, Manuel Güiraldes, más tarde se convirtió en intendente de Buenos Aires[2†]. Era un hombre culto y educado, interesado en el arte[2†].

Cuando Güiraldes tenía un año, viajó con su familia a Europa, viviendo durante cuatro años en París, cerca de la Rue Saint-Claude[2†]. A la edad de seis años, hablaba no solo español sino también francés y alemán[2†]. De hecho, el francés fue su primer idioma, y la literatura en francés dejaría una fuerte huella en su estilo literario y gustos[2†].

La infancia y juventud de Güiraldes estuvieron divididas entre el rancho familiar, La Porteña en San Antonio de Areco, y Buenos Aires[2†]. En San Antonio, entró en contacto con el mundo de los gauchos, que figuraría prominentemente en sus novelas "Raucho" y "Don Segundo Sombra"[2†]. Allí también conoció a Segundo Ramírez, en quien basó al personaje titular de la última obra[2†]. Amaba la vida en el campo, pero sufría de asma que a veces limitaba su propia actividad física, aunque generalmente presentaba una imagen de vigor físico[2†].

Fue educado por varias maestras y, más tarde, por un ingeniero mexicano, Lorenzo Ceballos[2†], quien reconoció y fomentó sus ambiciones literarias[2†]. Estudió en varios institutos y completó su bachillerato a la edad de 16 años[2†]. Güiraldes no fue un estudiante brillante; en el Colegio Lacordaire, el Instituto Vertiz y el Instituto Libre de Segunda Enseñanza[2†], estudió arquitectura y derecho, pero nunca ejerció ninguno de los dos[2†].

Intentó hacer varios negocios, todos sin éxito[2†]. Viajó a Europa en 1910 en compañía de su amigo Roberto Leviller, luego viajó con otro amigo, su futuro cuñado Adán Deihl, con quien visitó Italia, Grecia, Constantinopla, Egipto, Japón, China, Rusia, India, Ceilán y Alemania antes de establecerse en París[2†]. A pesar de esa decisión, Güiraldes se lanzó al torbellino social de la capital francesa, prácticamente abandonando sus ambiciones literarias[2†].

Conclusión y Legado

Ricardo Güiraldes, novelista y poeta argentino, es mejor recordado por su novela "Don Segundo Sombra" (1926)[1†][2†]. Esta obra es una interpretación poética del gaucho argentino, el vaquero vagabundo de espíritu libre de las pampas, y se ha convertido en una obra clásica de la literatura hispanoamericana[1†][2†].

Güiraldes era un europeo sofisticado y también un gaucho, hábil en tareas practicadas por los vaqueros de la Pampa[1†][3†]. También era un refinado caballero argentino que ayudó a popularizar el tango en la sociedad de cafés de París[1†][3†]. La Primera Guerra Mundial lo llevó a refugiarse en filosofías espiritualistas, existencialistas y orientales[1†][3†].

Su profundo y sentimental sentimiento por su tierra natal y sus temas tradicionales, así como sus sofisticados enfoques formales, son evidentes en sus obras[1†]. Su obra maestra, "Don Segundo Sombra", combina la descripción poética de la vida en el campo con un retrato sutil del ganadero Don Segundo, una recreación del gaucho mítico, símbolo nacional y héroe popular de Argentina[1†].

El legado de Güiraldes radica en su capacidad para capturar la esencia de la vida del gaucho y el paisaje argentino en sus obras. Sus novelas y poemas han dejado una huella perdurable en la literatura hispanoamericana y continúan siendo estudiados y admirados por su mérito literario y su importancia cultural[1†][2†].

Información Clave

Referencias y Citas:

  1. Britannica - Ricardo Güiraldes: Argentine writer [website] - link
  2. Wikipedia (English) - Ricardo Güiraldes [website] - link
  3. Encyclopedia.com - Güiraldes, Ricardo (1886–1927) [website] - link
  4. Wikipedia (English) - Don Segundo Sombra [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.