Ondertexts
Teresa de la Parra
Buscar

Teresa de la Parra

Teresa de la Parra Teresa de la Parra[1†]

Teresa de la Parra (5 de octubre de 1889 - 23 de abril de 1936) fue una novelista venezolana[1†][2†]. Nacida como Ana Teresa Parra Sanojo en París, era hija de Rafael Parra Hernáiz, Embajador de Venezuela en Berlín, e Isabel Sanojo de Parra[1†]. Como miembro de una familia adinerada, Ana Teresa pasó parte de su infancia en la hacienda Tazón de su padre[1†]. Se la considera una de las escritoras más destacadas de su época[1†][3†].

Su obra se rebeló contra las expectativas limitadas para las mujeres de su clase a través de largas horas de lectura y escritura[1†]. Sus relatos fantásticos se publicaron en el periódico El Universal, y su Diario de una Caraqueña en el Lejano Oriente se publicó en la revista Actualidades[1†]. Su primera obra importante comenzó con su historia Mamá X, que obtuvo el primer premio en un concurso celebrado en una ciudad venezolana provincial[1†].

La obra de Teresa de la Parra sigue siendo muy aclamada en América del Sur y en Europa, donde vivió durante muchos años[2†]. Formó un grupo de escritores franceses y sudamericanos en 1926, y al año siguiente comenzó a dar conferencias sobre el papel de la mujer en América del Sur, actividad que continuó durante toda su vida[1†][2†].

Primeros años y educación

Teresa de la Parra nació como Ana Teresa Parra Sanojo el 5 de octubre de 1889 en París[1†][4†]. Era hija de Rafael Parra Hernáiz, el Embajador de Venezuela en Berlín, e Isabel Sanojo de Parra[1†][4†]. Como miembro de una familia adinerada, Ana Teresa pasó parte de su infancia en la hacienda Tazón de su padre[1†][4†].

Cuando su padre murió en 1898, su madre llevó a la familia a España[1†][4†]. Como miembro de una familia aristocrática española, fue enviada a un convento para recibir una educación tradicional[1†][4†]. Bajo preceptos religiosos fervientes, recibieron una sólida educación, adecuada para las jóvenes de clase alta[1†].

A los 19 años, Ana Teresa regresó a Caracas[1†]. Después de instalarse en París, de la Parra viajó y tuvo una intensa vida social[1†]. Comenzó a investigar una biografía de Simón Bolívar, quizás inspirada por el centenario de su muerte[1†]. Sin embargo, su idea se vio interrumpida cuando le diagnosticaron tuberculosis[1†].

Desarrollo Profesional y Logros

La carrera de Teresa de la Parra como escritora comenzó con su historia "Mamá X", que obtuvo el primer premio en un concurso celebrado en una ciudad venezolana provincial[5†]. Sus relatos fantásticos se publicaron en el periódico El Universal, y su Diario de una Caraqueña en el Lejano Oriente se publicó en la revista Actualidades[5†][1†]. Esta historia, junto con su Diario de una señorita que escribe porque está aburrida (publicado en la revista La Lectura Semanal), marcó el inicio de su primera obra importante[5†][1†].

Se rebeló contra las expectativas limitadas para las mujeres de su clase al pasar largas horas leyendo y escribiendo[5†][1†]. Su obra sigue siendo muy aclamada en América del Sur y en Europa, donde vivió durante muchos años[5†][2†][5†]. Formó un grupo de escritores franceses y sudamericanos en 1926, y al año siguiente comenzó a dar conferencias sobre el papel de la mujer en América del Sur, actividad que continuó durante toda su vida[5†][2†].

La obra de Teresa de la Parra se considera una contribución significativa a la literatura latinoamericana. Sus novelas y relatos ofrecen un examen crítico del estatus social de las mujeres y de las restricciones sociales impuestas sobre ellas en la Venezuela de principios del siglo XX[5†][1†].

Primera Publicación de Sus Principales Obras

Teresa de la Parra fue una escritora prolífica y sus obras han dejado un impacto duradero en la literatura. Aquí están algunas de sus principales obras:

Cada una de estas obras ofrece una perspectiva única sobre la vida de Parra y los tiempos en que vivió. Siguen siendo estudiadas y apreciadas por su mérito literario y su perspicaz comentario sobre la sociedad[2†].

Análisis y Evaluación

La obra de Teresa de la Parra ha sido objeto de extenso análisis y evaluación. Sus novelas, especialmente “Ifigenia: el diario de una señorita que escribió porque estaba aburrida” y “Las Memorias de Mamá Blanca”, han sido aclamadas por la crítica[6†][7†].

“Ifigenia” es una novela que explora las opciones limitadas disponibles para las mujeres en Caracas a principios de 1900[6†][7†]. El formato de la novela, una carta y un diario de una joven, proporciona una perspectiva única sobre las normas sociales de la época[6†][7†]. El título “Ifigenia” sirve como un comentario irónico sobre el sentido del yo del personaje principal[6†][7†].

“Las Memorias de Mamá Blanca”, considerada su obra maestra[6†][2†], retrata un mundo ahora desaparecido de la sociedad de plantación venezolana a finales del siglo XIX[6†][2†]. Las memorias de una anciana que relata su infancia en una plantación de caña de azúcar, el libro ofrece una vívida descripción de la vida durante esa época[6†][2†].

Su obra une las tradiciones venezolanas y europeas[6†]. Es vista como un modelo de la escritura de mujeres latinoamericanas cuya influencia está siendo redescubierta y reevaluada[6†]. Su contribución a las tradiciones literarias venezolanas y latinoamericanas es significativa[6†].

Vida Personal

Teresa de la Parra nació en la clase propietaria de plantaciones de Venezuela[4†]. Después de la muerte de su padre en 1898, su madre llevó a la familia a España[4†]. Como miembro de una familia aristocrática española, fue enviada a un convento para recibir una educación tradicional[4†]. A los dieciocho años, regresó a Caracas y vivió en la Hacienda Tazón, donde leía constantemente[4†].

Después de instalarse en París, de la Parra tuvo una intensa vida social[4†][1†]. Comenzó a investigar una biografía de Simón Bolívar, quizás inspirada por el centenario de su muerte[4†][1†]. Sin embargo, su idea se vio interrumpida cuando le diagnosticaron tuberculosis[4†][1†]. Teresa de la Parra vagó por varios sanatorios europeos, principalmente en Suiza y España, pero no encontró cura[4†][1†]. Fue entonces cuando conoció a la poeta y antropóloga cubana Lydia Cabrera, quien jugaría un papel importante en la vida de de la Parra durante sus últimos años[4†][1†].

Teresa de la Parra murió en Madrid[4†][1†]. Sus restos fueron exhumados y llevados a Caracas en 1947[4†][1†]. En 1989, en el centenario de su nacimiento, fue enterrada de nuevo con honores en el Panteón Nacional en Caracas[4†][1†].

Conclusión y Legado

La obra de Teresa de la Parra sigue siendo muy aclamada en América del Sur y en Europa, donde vivió durante muchos años[1†][2†]. Se rebeló contra las expectativas limitadas para las mujeres de su clase al pasar largas horas leyendo y escribiendo[1†]. Sus relatos fantásticos se publicaron en el periódico El Universal, y su Diario de una Caraqueña en el Lejano Oriente se publicó en la revista Actualidades[1†].

La historia de de la Parra, "Mamá X", obtuvo el primer premio en un concurso celebrado en una ciudad venezolana provincial[1†][2†]. Esta historia, junto con su Diario de una señorita que escribe porque está aburrida (publicado en la revista La Lectura Semanal), marcó el inicio de su primera obra importante[1†][2†].

Si bien la primera novela de Parra recibió muchos elogios, su segunda novela, "Las Memorias de Mamá Blanca" (1929), es considerada su obra maestra[1†][2†]. Las memorias de una anciana que relata su infancia en una plantación de caña de azúcar, el libro también pinta un retrato del mundo ahora desaparecido de la sociedad de plantación venezolana a finales del siglo XIX[1†][2†].

Formó un grupo de escritores franceses y sudamericanos en 1926, y al año siguiente comenzó a dar conferencias sobre el papel de la mujer en América del Sur, actividad que continuó durante toda su vida[1†][2†]. Su influencia y su impacto en la literatura venezolana y en el papel de la mujer en América del Sur siguen siendo reconocidos hoy en día[1†][2†].

En 1989, en el centenario de su nacimiento, fue enterrada de nuevo con honores en el Panteón Nacional en Caracas[1†]. Su legado continúa inspirando e influyendo en el mundo literario, y es recordada por sus importantes contribuciones a la literatura venezolana[1†].

Información Clave

Referencias y Citas

  1. Wikipedia (English) - Teresa de la Parra [website] - link
  2. Encyclopedia.com - Parra, Teresa de la (1889–1936) [website] - link
  3. Goodreads - Author: Teresa de la Parra (Author of Las memorias de Mamá Blanca) [website] - link
  4. Encyclopedia.com - Parra, Teresa de la (1890–1936) [website] - link
  5. Prabook - Teresa de la Parra (October 5, 1889 — April 23, 1936), Venezuelan novelist, writer [website] [archive] - link
  6. Cambridge Scholars Publishing - Teresa de la Parra: A Literary Life [website] - link
  7. Cambridge Scholars Publishing - Teresa de la Parra: A Literary Life [website] - link
El texto está disponible en Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0; Es posible que se apliquen términos adicionales.
Ondertexts® es una marca registrada de Ondertexts Foundation, una organización sin fines de lucro.